La República

EL ROL DE LA UASD EN LA SOCIEDAD DOMINICANA

La Universidad Autónoma de Santo Domingo celebró recientemente su 482 aniversario con actividades pertinentes para estos tiempos en que estamos arropados del COVID-19. Hablar de la UASD significa rememorar aquel valioso documento denominado “Bula In Apostolatus Culmine” que la creo y a la vez permitió elevar su categoría y convirtiéndose en un patrimonio científico y cultural de la nación.

En sus inicios y a través el tiempo la Primada de América ha superado varios acontecimientos que van desde cambio de nombre, cerrar y reabrir, manifestaciones de protesta de diferentes actores del proceso educativo, no obstante se ha mantenido  sólida y sigue siendo la universidad preferida del pueblo dominicano.

La presencia de la UASD en la geografía nacional es un plus, a través de diferentes recintos, centros y sub-centros, brinda la oportunidad a miles de jóvenes de hacer realidad sus sueños de ser profesionales y obtener ese anhelado  título universitario. Además, permite a los profesionales que desean seguir capacitándose y adquiriendo competencias, cursar estudios de post-grado, especialmente en las maestrías que en la actualidad se imparten.

En la UASD existe una variedad de carreras, aunque no disponibles en todos los centros, que permiten ampliar los profesionales del país desplegados en diversas áreas. Ello contribuye en gran medida con el desarrollo de la sociedad, dado que en todos los sectores productivos del país se necesitan profesionales competentes y capacitados, esos mismos que egresan de esta academia.

Como institución estatal del nivel superior, la UASD ofrece gratuidad o costo mínimo para los que en ella estudian y calidad en todos  los servicios que ofrece, llámese admisión, biblioteca, bienestar estudiantil, orientación, economato. De esta manera los profesionales en formación reciben una educación de calidad, apegada a los más altos estándares de calidad.

La universidad no se limita a la docencia, posee además dos importantes funciones que son la investigación y la extensión. Con la investigación mantiene su fiel compromiso de fomentar el quehacer científico y mediante la extensión está en contacto y le sirve a la comunidad.

Algo esencial de la universidad es la comunicación que mantiene con la comunidad a través del flujo constante de informaciones, las cuales circulan a través de sus diversas redes sociales, permitiendo así que la comunidad educativa y la sociedad en general estén al tanto de todo su accionar.

Cabe destacar que tras la pandemia del COVID-19 y lo que está ha implicado, la UASD ha brindado una respuesta oportuna ante esta realidad, lo que permitió culminar el pasado semestre, a la vez de iniciar y desarrollar el actual periodo académico bajo la modalidad virtual. Con ello se ha logrado que la preparación y formación académica de los estudiantes no se detenga y sigan trabajando en aras de lograr sus metas educativas.

Esta academia cumple un rol fundamental, al nutrir de conocimientos a la sociedad y contribuir al desarrollo académico y científico del país. No en vano las estrofas de su himno rezan que es “Centro de vida intelectual, por cuatro siglos consagrado, de noble ciencia manantial, luz del presente y del pasado”.

Hoy y siempre reconozcamos y valoremos su existencia: ¡que viva la UASD, que viva!

Por: Rita Y. Mateo R. (Docente).

Related Articles

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close
Close