Opinión

Larga Tiranía de Rafael Leónidas Trujillo “El Jefe”

Por: Laura Meran

República Dominicana. Se aproxima las elecciones en nuestro país, dicho proceso abrió paso en nuestra historia a figuras que en lo más profundo de nuestro corazón no quisiéramos que hubieran tenido este privilegio, aun sin vivir en carne propia esas épocas donde nuestro pueblo fue sometido a tanto dolor, opresión y muertes, un periodo marcado por el poderío de la larga tiranía de Rafael Leónidas Trujillo Molina mejor conocido como el “El Jefe”.

El 16 de agosto del año 1930 el asalto al poder se había consumado, Trujillo asume la presidencia de la República Dominicana, teniendo como vicepresidente a Estrella Ureña, siendo esta la dictadura más prolongada de la historia de América.

Trujillo fue el primer dominicano que llegó al poder, dispuesto a usarlo para convertirse en un burgués auténtico. Este consolidó su poder político y lo hizo mediante el terror. Del mismo modo organizó el Partido Dominicano y en sus estatutos establecía que únicamente sus miembros podían desempeñar cargos públicos, eso más la persecución de los demás partidos de ese momento rápidamente provocó que se convirtiera en el único partido que podía funcionar.

Tuvo una concentración de mando en los tres poderes del Estado a través de dicho partido político, era quien sometía a los candidatos, esta situación puso en manos de Trujillo la facultad de ser el quien eligiera diputados, senadores y jueces de la Suprema Corte, además era quien nombraba a todos los funcionarios de la administración.

En el orden económico Trujillo se enfrentó a la crisis gestionando un moratorio de deuda externa que le fue dada por el gobierno de los Estados Unidos. Esto dejo en manos de él los fondos que antes se destinaban a pagar a este país, los bonos de la deuda dominicana y con esos capitales se iniciaron algunas obras públicas como la avenida Geoge Washintog, en la ciudad capital la cual proporcionó trabajo e impulsaron las actividades comerciales.
Una de las estrategias que utilizó el dictador para crear capitales fue monopolizar algunos de los productos, que el pueblo tuviera que consumir por necesidad o algo que alimentara el fondo del Estado. Un ejemplo sencillo pero puntual del accionar y la forma de operación del dictador, fue la sal primer producto que este utilizó, en ese momento era consumida por el pueblo dominicano la sal marítima, existiendo sal de mina muy famosa en Neyba propiedad de varios campesinos. Trujillo obtuvo de ellos la propiedad de las minas de Neyba, y paso por el congreso una ley que ordenaba la clausura de las salinas marítimas bajo la especie de que su explotación podía provocar perjuicios al litoral. Entonces el país pasó a consumir la sal de Neyba, era la única sal de la República en pocas palabras todos los dominicanos durante esa etapa se convirtieron en consumidores de la sal de Trujillo.

Esta y otras leyes a su favor en sus 31 años de gobierno son conocidas por los dominicanos y el resto del mundo como la “Era de Trujillo”, y considerada como una de las tiranías más sangrientas de América Latina.

Todo su mandato desde el inicio bajo sus ejecutorias en muertes misteriosas, presos políticos y muchos fallecidos en las cárceles de nuestro país, sin embargo varias de las formalizaciones o creaciones de las instituciones del Estado y empresas que hoy en día existen fueron gracias a él.

Related Articles

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close
Close