Nacionales

Molly, nueva droga que se cobra la vida de los jóvenes

La droga sintética mantiene preocupados a los directivos del COIN por su alta mortalidad. 

El consumo de una nueva droga de origen chino, pero adulterada en el país, ha provocado la muerte a varios jóvenes de un mismo barrio del Gran Santo Domingo (GSD).

Molly es el nombre de la droga sintética que está en boga entre jóvenes vulnerables por la adicción y la falta de dinero a quienes, además, les destruye la piel, aumenta las palpitaciones, eleva la presión, causa vasoconstricción sanguínea, sudoración e interrupción en el control de la temperatura y la muerte.

Es un tipo de anfetamina, que según técnicos del Centro de Orientación e Investigación Integral (COIN), se deriva del éxtasis y en el país la mezclan con componentes como la bola para matar cucaracha, veneno para ratas, bicarbonato de sodio, azúcar de leche y acetona.

Santo Rosario, Juan Alberto Francisco y María Esther Carbuccia, director, abogado y técnica del COIN, presentaron fotografías de varios consumidores con la piel llena de gusanos por las llagas y que ya murieron por el abuso de consumo de la sustancia.

Un consumidor de molly dijo que hay dos tipos: una en pastilla que cuesta RD$ 600 y otra en polvo, cuyo gramo vale RD$ 1,800. La raya o el “perico” cuesta RD$ 100.

La sustancia se disuelve en líquido y el más utilizado es el alcohol. El consumo aumenta de viernes a domingo y los días de fiesta .

El consumidor, de quien se omite su nombre por seguridad, la empezó a utilizar, junto a otros seis compañeros, mientras estuvo preso en una cárcel correccional de Chile, donde estuvo tres años y medio.

Hace un año fue deportado y dijo que para su sorpresa, encontró que en su barrio había un alto consumo de la sustancia.

“Consumo marihuana, en verdad, pero como no había en Chile, empecé a consumir la pastilla de molly y así cuando llegué al país la encontré aquí”, contó.

La droga está siendo demandada en sectores como 27 de Febrero, Capotillo, Villas Agrícolas y otros de la parte norte del GSD.

Su temor a terminar en la tumba, lo ha llevado a colaborar con el COIN, buscando jóvenes que, al igual que él, son consumidores, con el fin de que se alejen de ese tipo de estupefaciente.

Asegura que son los jóvenes y menores de edad quienes la demandan y muchos adictos a la heroína.

De su lado, Rosario dijo que la sustancia es un derivado adulterado del éxtasis (MDMA) y que algunos de sus componentes pueden estimular ataques de pánico y convulsiones.

“Después de que pasa el efecto la persona puede caer en una fuerte depresión. Si a esto se le suma lo que está pasando con la cocaína, que está siendo mezclada con ácido muriático, gasolina, cemento, queroseno y amoníaco, se está creando una situación grave en materia de salud pública en nuestros barrios”.

Y añadió: “A través de la iniciativa de reducción de daños dirigida a personas que usan drogas, nuestro equipo de campo también ha encontrado personas que son usuarios y usuarias de heroína, con síntomas físicos que se pueden visibilizar, tales como escamas en la piel y llagas que le producen gusanos”.

Sostuvo que los fallecimientos de varios jóvenes usuarios debería llamar la atención para que las autoridades enfrenten esa problemática.

Reiteró su llamado a que el consumo de drogas sea tratado como un asunto de salud pública y se quejó de que en el país solo el hospital público Francisco Moscoso Puello cuenta con un programa de atención para los usuarios y usuarias de drogas.

“Está demostrado que la guerra contra las drogas no resuelve el problema, por lo que vemos como necesario el asumir el tema desde el enfoque salubrista y de derechos humanos”, advirtió el director del COIN.

Precisó que en el país hace falta una política orientada a minimizar los riesgos y a reducir los daños del uso de drogas o sustancias psicoactivas o psicotrópicas, que promueva la debida información, educación y prevención, sobre las consecuencias y efectos perjudiciales vinculados al consumo y favoreció además hacer énfasis en el tratamiento, rehabilitación y reinserción social de personas con trastorno por abuso.

Rubén Geraldo Bautista

Ruben Geraldo Bautista: Estudió la carrera de Periodismo en la Universidad Autónoma de Santo domingo UASD Centro San Juan, Locutor de Radio, Trabaja en Radio CTC de la Vicepresidencia, Locutor Comercial.

Related Articles

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close
Close