La RepúblicaNacionalesNoticiasOpinión

Niños vendedores en la calle, ¿falta de orientación o son obligados a trabajar?

Con delicadas y pequeñas manos comienzan un día arduo que nunca termina, una marcha diaria que deben de hacer para poder sobrevivir en sus hogares.

Para hablar de explotación laboral infantil, se debe iniciar con definiciones claves: Infancia, etapa en que los niños  y las niñas deben vivir sin miedo, seguros frente a la violencia, protegidos contra los malos tratos y la explotación; trabajo infantil es una actividad que perjudica el desarrollo físico y psicológico del niño e interfiere con su horario escolar o le obliga a abandonar la escuela de forma prematura, ya que no tiene tiempo para los estudios.

La región sur del país cuenta con una gran cantidad de niños entre las edades de diez  a catorce años vendiendo productos en las carreteras y autopista de nuestra región, ¿ Son los padres quienes obligan a estos niños a ese tipo trabajo?

Muchos de estos niños no saben leer ni escribir debido a que nunca han tenido la oportunidad de ir a una escuela, se encuentran desde muy pequeños en la calle ofertando diferentes productos tales como son: mani, guandul, casabe, habichuelas entre otras mencancias comestible.

Estos jóvenes no deberían están realizando esa labor deberían estar en las aulas formándose para tener un mejor futuro.

La situación económica de muchos padres obligar a tener que mandar sus hijos a  la calle vender, exponiendolo al peligro  para poder ganar unos pesos que pueden ayudar con la alimentación.

Otros jóvenes más adulto entre edades de 14 a 16 años lo hacen porque iniciaron el mundo de la diversión a temprana edad. Están sumido en algunos vicios de tales como, consumo de sustancias prohibida, drogas y alcohol.

No sólo se queda el trabajo en jóvenes del sexo masculino, también hay niñas,

Frecuentemente entre la carrera san juan-azua niñas y ancianas en este trabajo.

El gobierno invierte una gran cantidad de dinero en educación, debe de invertir mas dinero en la seguridad social, sacar esos niños del trabajo a temprana edad

 Rezago escolar

Aunque no existen estadísticas confiables y recientes la situación refleja que el trabajo infantil impacta negativamente en el desarrollo emocional y escolar.  Los estudios revelan que a medida que aumenta la tasa de trabajo infantil, se reduce la asistencia/matrícula escolar. También, los niveles de deserción, rezago, repitencia son mayores en menores que trabajan en comparación con los que no lo hacen. La tasa de escolaridad entre los trabajadores menores muestran una desventaja en materia de asistencia escolar con respecto a los niños que no trabajan, ya que es 4 puntos porcentuales inferior al 94% registrado para los no trabajadores.

Por: Rubén Geraldo Bautista

 

Related Articles

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close
Close